Es un taller de investigación y diseño de contenidos dedicado a descubrir la esencia de las cosas y convertirla en realidades. Siempre en el umbral con el lápiz en la mano y el corazón abierto a todos los sentidos. 

 

Diseñar es percibir, disfrutar, comparar, preguntar, interpretar e inventar. Creemos en el diseño justo, equilibrado, esencial; por ello gozamos del ejemplo de la naturaleza: una estrella o una gota de agua; un árbol o una tormenta; una piedra o una pluma. Todo es asombro a partir de esto creamos y diseñamos contenidos estratégicos para educar, comunicar, producir, degustar, conocer, descubrir … 

 

En el Taller del Asombro construimos puentes entre quien concibe y diseña para quien mira y usa; diseñamos en forma transdisciplinar, interdimensional y sinestésica tomando en cuenta once sentidos esenciales: oído, vista, tacto, olfato, gusto, espacio, tiempo, movimiento, humor, amor y el sentido común que los une a todos.

Del ojo al corazón y de lo íntimo a lo público en el Taller del Asombro creamos redes de esencia y significado. 

 

Somos gastronautas insobornables. Probamos, volvemos a probar y seguiremos probando la enorme constelación de sabores y saberes de la cocina virreinal mexicana. 

Fundamos el Convivium Tapatío de Slow Food, único registrado en Jalisco y dedicado a recuperar nuestro paladar. La cocina es uno más de nuestros talleres de diseño, ahí los colores, aromas y sabores se integran en cada degustación y laboratorio del gusto para conservar nuestra esencia por medio de la técnica, la investigación, la consultoría y la difusión.

 

Y como parte de las actividades gastronómicas diseñamos el Laboratorio Gastronómico, en donde impartimos talleres, laboratorios, conferencias y seminarios con temas tan variados como la cocina virreinal de la Nueva Galicia, la influencia francesa en la cocina tapatía del siglo XIX, la relación entre pan & cultura.